Dónde invertir en bolsa: Productos Derivados

Dónde invertir en bolsa: Productos Derivados
  •  Escrito por Raul el 05.06.15
  • Redactor de Universidad de Bolsa

Invertir en bolsa no solo se reduce a comprar y vender acciones. Las acciones son el producto más básico, pero existen otros productos derivados que han sido creados en base al valor de las acciones, o en base a otros valores de referencia.

Invertir en acciones tiene ciertas limitaciones, como por ejemplo, que no se puede invertir a corto, o lo que es lo mismo, invertir apostando a que una acción va a bajar. Por esta y otras razones, surgieron los productos derivados.

El precio de un producto derivado depende (o deriva) del precio de otro activo, al que se llama subyacente.

Pero no solo las acciones pueden ser subyacentes. También existen derivados a partir de:

  • Índices bursátiles
  • Tipos de interés
  • Bonos
  • Acciones
  • Tipos de cambio o divisa
  • Valores de renta fija o riesgos crediticios
  • Materias primas

 

Tipos de productos derivados.

 

  • Futuros
  • Forwards
  • Swaps
  • Opciones

Y dependiendo del subyacente y de si operan en mercados organizados como la bolsa española o en mercados no organizados (OTC) obtenemos un gran abanico de productos derivados. Vamos a describir brevemente los cuatro tipos de productos derivados:

 

Futuros

Los futuros son contratos entre dos partes, por los cuales se obligan a comprar o vender un número de bienes o valores (activo subyacente) en una fecha futura concreta y a un precio acordado de antemano. Estos contratos a su vez, cotizan en mercados organizados pudiendo ser comprados o vendidos en cualquier momento, antes de su fecha de vencimiento.

Se les conoce como los derivados financieros de primera generación.

Los futuros son productos apalancados. Utilizar el apalancamiento en inversiones tiene un riesgo elevado por ello, operar con futuros se recomienda para inversores suficiente formación y experiencia.

Se pueden encontrar contratos de futuros con distintos subyacentes: acciones o renta variable, tipos de interés, índices, bonos y tipos de cambio.

Los futuros se comercializan en mercados organizados.

 

Forwards

Los forwards son básicamente contratos de futuros, pero que se comercializan en mercados no organizados (OTC: Over the counter). 

Los forwards se negocian principalmente sobre: valores de renta fija, tipos de cambio y materias primas.

 

Swaps

Un swap o permuta financiera, es otro tipo de contrato entre dos partes, que acuerdan realizar un intercambio futuro de de bienes o servicios, entre ellos dinero, en una fecha establecida de antemano. El subyacente más habitual es el tipo o tasa de interés. En este hablamos de un swap de tipos de interés o  Interest rate swap (IRS) que consiste en un intercambio de flujos de interés en una misma moneda acordada previamente. Su uso más común es el intercambio de una tasa de interés variable por otra tasa fija.

También existen swaps de divisas (currency swap), dónde se intercambian tipos de cambio de dos divisas distintas, swaps de acciones (equity swaps) dónde se intercambian flujos tipos de interés por renta variable. 

Los swaps se negocian en mercados no organizados (OTC).

 

Opciones

Las opciones son también un contrato entre dos partes, que puede ser ejecutado o no hasta vencimiento. Se trata de una opción, como su nombre indica, y no de una obligación, de comprar o vender bienes o valores, a un precio acordado y hasta una fecha de vencimiento. Existen opciones de compra (call) y opciones de venta (put). Estas son las originales llamadas también vanilla.

Además de las opciones call y put, existen otros tipos que se engloban dentro de las opciones exóticas. Estas pueden llegar a ser bastante más complejas que las vanilla y su valoración suele ser compleja. Hay de muchos tipos, según el cálculo de pago, la fecha o forma en que permiten ser ejecutadas, el subyacente o subyacentes, la divisa, etc. Se les denomina exóticas porque no suelen ser americanas o europeas.

Las opciones se negocian en mercados no organizados (OTC).

 

 

Productos derivados con mayor cuota de mercado.

 

CFD

Los CFD o contratos por diferencias, son otro tipo de producto derivado difícil de encajar en uno de los cuatro grupos principales, que funcionan de forma parecida a los futuros. Al final del día el broker calcula la diferencia entre el precio de apertura y el de cierre, y automáticamente suma o resta de tu cuenta la diferencia, exactamente igual que en los futuros. Los CFD son productos apalancados, que exigen una pequeña garantía, la cual se recalcula diariamente.

Las diferencias principales entre CFD y  futuros son:

  1. Los CFD no tiene caducidad. En realidad los CFD tienen una fecha de expiración diaria pero se renuevan automáticamente si no se cierra la posición al final del día.
  2. En los CFD hay que pagar intereses si la posición es larga o recibirlos si es corta. Esto se debe a que, como al comprar un CD solo se abona una pequeña cantidad a modo de garantía, todos los días el broker calcula el dinero que te ha prestado y aplica un interés más el euribor.

Los CFD se han popularizado en los últimos años porque permiten el apalancamiento, por ejemplo con 100 euros se puede llegar a apostar por 1000 euros e incluso más seǵun el broker, y porque permiten tomar posiciones cortas. También permiten operar a cualquier hora y resulta muy atractiva su liquidez, ya que tiene la misma que el subyacente: acción, índice etc.

 

Forex (FX)

Cuando hablamos de Forex nos referimos a cualquier producto derivado cuyo subyacente es un tipo de cambio o divisa. El mercado Forex es el más grande y líquido del mundo. 

La operativa se centra principalmente en operaciones a plazo en las que domina el swap de divisas, que es el producto estrella en la operativa intradía.

Por volumen de operativa le siguen las operaciones a contado (spot), que son operaciones de intercambio de dos flujos monetarios en distinta divisa de manera inmediata.

También tenemos las Opciones Forex que se suelen utilizar para estrategias de negociación en una inversión a medio o largo plazo y para realizar coberturas de divisas.

 

Renta Fija

La renta fija consiste principalmente en productos de deuda corporativa y productos de deuda pública (bonos) de distintos países y con diferente tipo de moneda.

La renta fija funciona como un préstamo bancario, donde los prestamistas son una gran cantidad de inversores y la deuda se representa mediante títulos valores negociables en el mercado de valores. Esto permite al inversor acudir al mercado y recuperar su inversión en cualquier momento

El término fija se refiere al plazo de vencimiento y no a la rentabilidad, que está sujeta a su valoración en los mercados.

 

Fondos cotizados (ETF)

Los Fondos cotizados o ETF son fondos de inversión que se cotizan en la bolsa de valores, igual que una acción, y pueden ser negociados en cualquier momento durante todo el transcurso del día. Esto es lo que los diferencia principalmente de los fóndos índice.

 

Se han nombrado los productos más comunes pero también existen más variantes dentro de los 4 grupos, basados en otros subyacentes.

Para complicar más la cosa, los productos derivados se pueden combinar entre si, formando lo que se conoce como productos estructurados. Pero en esto no vamos a entrar en más detalle.

 

Ahora si que me he hecho un lío ¿En qué productos financieros debo invertir?

Los productos derivados están clasificados por la CNMV como productos de máximo riesgo. Por ello, si eres un inversor novato lo que se aconseja es empezar a operar con acciones y por supuesto a medio largo plazo. Con el tiempo se puede empezar a invertir en CFD para realizar operaciones a corto y utilizar el apalancamiento para realizar operaciones más importantes.

Si quieres dedicarte más intensamente a la bolsa y decides operar intradía, puedes iniciarte en el mundo Forex o operar con futuros y swaps con otros subyacentes. Pero hay que tener una buena formación y conocimientos ya que toda operativa con derivados tiene un riesgo elevado y tan fácil es ganar mucho cómo perder mucho en una sola operación.

Esperamos que te haya sido de ayuda este artículo. En próximas entradas entraremos en más detalle en las particularidades de los derivados más importantes.

Si te ha gustado este artículo:

 

 

Dónde invertir en bolsa. Productos Derivados

 

Análisis Técnico - Iniciación en bolsa

Publicación anterior:  Stop Loss - Cómo controlar tus pérdidas       Publicación Siguiente:  Soportes y Resistencias

 

Añadir nuevo comentario