Entrevista al trader Marco Castellano

Entrevista al trader Marco Castellano
  •  Escrito por Raul el 27.07.15
  • Redactor de Universidad de Bolsa

El 80% de los traders que operan en los mercados financieros pierden dinero, mientras el 20% lo ganan. Éste es el llamado “Principio de Pareto”, que se aplica perfectamente al trading. La pregunta es: ¿de qué lado de la balanza quieres estar? Si deseas sólo divertirte un rato con el trading, perder algo de dinero y “jugar” un poco, está bien, acepta pertenecer a ese 80% de personas que dan dinero al otro 20%. Si por el contrario quieres formar parte del 20% de los que son ganadores, debes tomas una importante decisión, debes convertirte en un profesional.

 

¿Con qué actitud enfrentas el trading?

 

Ésta es la primera decisión que deberás afrontar, ¿qué significa para ti el trading?, pero antes, quiero cambiar tu punto de vista. Olvídate del trading por un rato, olvida esa pasión que te acerca al trading, recuerda cómo era tu vida antes de conocer el trading. Probablemente tienes una ocupación, un trabajo. Si no es una profesión por la que debiste estudiar por 4, 5 o más años para dedicarte a ella, entonces es un oficio, sea albañil, peluquero o jugador de fútbol. Todas esas profesiones u oficios tuviste primero que aprenderlos, estudiar y practicar mucho antes de hacer bien tu trabajo. Sólo cuando lo aprendiste bien te convertiste en un profesional y conseguiste un trabajo o montaste un negocio propio desarrollando esa profesión u oficio. Ahora déjame preguntarte, ¿por qué debe ser distinto con el trading? Si decides dedicarte al trading, tienes que aprender cómo hacerlo, del mismo modo que aprendiste tu profesión u oficio. Es un trabajo como cualquier otro, sea que le dediques el día entero o que le dediques algunos minutos al día. Si piensas que no es así, que me equivoco, ahora tienes tu respuesta, sí, perteneces al 80% de las personas que pierden dinero con el trading, que ven el trading no muy distinto de como ven la lotería nacional. 

 

¿Comprometido o involucrado?, mi abuelo se equivocaba.

 

Una vez mi abuelo me explicó que la diferencia entre lograr algo y no lograrlo estaba ligado a la relación entre ese algo y las consecuencias que el lograrlo acarreaba a quien lo intentaba hacer. Esta sería la explicación institucional de lo que mi abuelo realmente decía en palabras mucho más crueles, pero definitivamente más claras y descriptivas, cuando intentaba explicarme la diferencia entre una persona “involucrada” y una persona “comprometida”. Sólo si tienes algo verdaderamente importante que perder podrás decir que estás comprometido con algo y no simplemente involucrado. En relación al trading, no funciona de la misma manera, no es que si inviertes todo tu dinero, arriesgando todo, estás más comprometido y lograrás resultados. Por el contrario, en el trading es mejor iniciar con una cuenta demo y saber exactamente qué vas a hacer antes de aventurarte con dinero real. Es mejor estar involucrado mientras aprendes cómo operar de manera profesional.

 

Decisión tomada, ¿y ahora...?

 

Doy por descontado que has tomado ya la decisión de convertirte en un profesional del trading y que vas a hacer lo que sea necesario para lograrlo. Primero que nada, abre una cuenta demo, deja de lado las ideas de mi abuelo, no debes poner ya tu piel bajo el fuego, al contrario primero debes practicar virtualmente cómo hacerlo. Tomaste la decisión, bien, entonces lo que debes hacer, como cualquier oficio o carrera profesional, es estudiarla. Estudiar cómo hacer trading, estudiar la filosofía de un trader profesional, estudiar el manejo del riesgo (money management), estudiar qué tipo de estilo de trading deseas escoger (corto, mediano o largo plazo), estudiar cómo se comportan los brokers, estudiar el mundo del trading en todas sus fases. Una de las cosas determinantes (no quiero decir importantes porque todas lo son), es la elección de la técnica o estrategia de trading que utilizarás. Ésta debe adecuarse a tu estilo de trading y al tiempo que tienes a disposición, entre otras cosas. 

 

Errores típicos de principiante.

 

Una vez que has escogido una técnica o estrategia, ¿qué sucede? Simple, inicia el proceso de aprendizaje. También aquí se diferencia un amateur de un profesional, también aquí existe un método correcto y uno incorrecto. Recuerdo cómo inicié yo, no es muy distinto de cómo lo hicieron muchos de mis colegas: investigaba mayormente por internet, veía videos sobre técnicas y estrategias, sobre indicadores, sobre los distintos mercados. Intentaba aprender de todo lo que me pasaba por delante. Luego de meses averiguando sobre el trading, mi cabeza era un océano de informaciones desordenadas, pero estaba convencido de saber todo lo necesario para hacer trading y ganar dinero. Estaba convencido de que toda esa gente que perdía dinero con el trading no conocía les técnicas “únicas” y casi “secretas” que yo había conseguido. “Yo sí que iba a ganar dinero con el trading”. En muchos casos encontraba alguien que “había encontrado una técnica evolucionaria, distinta a todas las demás” que sería la clave para ganar dinero, al contrario de la mayoría que perdía con el trading.

 

 

Método de Aprendizaje Correcto e Incorrecto.

 

Como todos los profesionales que conozco, yo me di cuenta de que me equivocaba y me decidí por una estrategia, la más adecuada a mi estilo de trading. Afortunadamente yo apliqué el método correctamente, pero la mayoría comete un error enorme como una casa. ¿Qué hacen los traders que se han decidido seriamente a estudiar, pero que al final siempre fracasan? 

1- Comienzan de manera correcta, escogen una técnica/ estrategia que se adapta a ellos.
2- La estudian.
3- La aplican en la práctica.
4- Se equivocan.
5- Cambian de técnica o estrategia y comienzan todo este proceso con otra técnica.

 

 

El error parece obvio, pero es lo que pasa en la mayoría de los casos. Luego de conocer la técnica, o de creer conocerla, la ponen en práctica, como es justo que sea. Pero al ver que “la técnica falla” en la mayoría de los casos, dan la culpa a la técnica y deciden cambiarla por otra.

 

La Actitud de Edison.

 

Seguramente quien lee conoce la historia del gran científico norteamericano Thomas Alva Edison, quien inventó la bombilla eléctrica, que cambiaría el mundo en muchos sentidos. Fue siempre notorio la cantidad de “fracasos” (como se llaman comúnmente) que Edison tuvo que enfrentar hasta lograr una bombilla que funcionase. No menos de mil intentos. Una frase célebre que pasó a la historia, cuando le preguntaron si no se desilusionaba cada vez que fracasaba uno de sus intentos, fue la siguiente: “No fracasé, sólo descubrí 999 maneras de cómo no hacer una bombilla”. Imaginen si en el intento número 20 Edison hubiese dicho: “Esta técnica no funciona, es imposible inventar una bombilla, mejor me dedico a inventar un combustible que dure un poco más para las lámparas de aceite”. Ahora piensa en ti como trader, ¿por qué cuando no funciona cuando tú la pones en práctica, la culpa es de la técnica y no tuya, que es probable que no hayas comprendido algo y que necesites estudiarla de nuevo?, ¿es posible que no la hayas entendido esa técnica en todos sus matices? ¿es posible que haya cosas que no pueden ser explicadas en palabras pero que debes aprender con el tiempo y con la práctica? Si eres un amateur pasarás por todas las técnicas y estrategias que existen en el mercado hasta que agotes o las energías o el dinero. Si por el contrario eres un profesional, sabes que el aprendizaje lleva tiempo, como cualquier otra profesión, por lo que tu método de aprendizaje debe ser el correcto.

Muchas gracias a la revista Traders por su colaboración.

Añadir nuevo comentario