Los errores más comunes de los inversores principiantes

Hemos hablado mucho de qué hacer para iniciarte en bolsa y cómo afrontar tu primera inversión pero… ¿Qué hay de aquello que deberías evitar? Veamos cuáles son los errores más comunes al invertir y que puedes evitar o al menos, tratar de minimizar. 

Ser demasiado precipitado. 

Aquella frase de “la bolsa es un juego” ha hecho más daño del que imaginábamos. Es cierto que la bolsa puede verse como un juego, pero es esencial saber las reglas. Para eso, necesitas tiempo de análisis y estudio y es justamente lo que muchos inversores principiantes tratan de atajar. 

Solo vas a tener la opción de hacer tu primera inversión una vez, así que no tengas prisa y tómatelo con calma.

Arriesgar sin pensar en su perfil. 

Es cierto que hay perfiles de inversión con mayor y menor aversión al riesgo, pero el riesgo siempre ha de tratarse con cuidado. 

Al empezar todos buscamos grandes beneficios y parece que eso va de la mano de grandes riesgos pero ojo, que esta clásica estrategia puede no ser la más eficiente, especialmente si estamos en nuestros inicios. 

Buscar grandes beneficios. 

Por supuesto, pueden haberlos, pero no es el objetivo en estos primeros movimientos. Sin duda, si la bolsa es un juego, es un juego a largo plazo, así que de poco vale conseguir o buscar resultados inmediatos. 

La bolsa no consiste en ganar dinero rápido, todo lo contrario. La bolsa consiste en ir generando patrimonio paulatinamente y de forma sostenida en el tiempo. 

Entre otras cosas, hay que considerar que para tener grandes beneficios rápidos, una de las condiciones es hacer movimientos con grandes sumas de capital, lo cual no es aconsejable en perfiles principiantes. 

No ajustarse a su perfil. 

Tanto a nivel riesgo como, especialmente, a nivel inversor. Existen infinidad de productos financieros en los que se puede invertir, pero no es recomendable hacerlo en aquellos que no conoces a la perfección. 

Y aún conociéndolos, en el mundo de inversión, como en todo, es mejor ir paso a paso, empezando por los más sencillos y fáciles de entender para después escalar. En los primeros movimientos, olvídate de productos extravagantes y céntrate en lo sencillo; es lo que mejor funciona. 

No saber detectar el momento. 

Es cierto que si vamos a invertir en bolsa a largo plazo, el momento de entrada no es especialmente relevante, pero sí que deberíamos ponerle algo de atención. 

Hay momentos en los que no es aconsejable entrar a los mercados, sobre todo si no lo hemos hecho antes, y hemos de estar atentos para no caer en el error. 

Estos son cinco de los errores más comunes al invertir ¿Conoces alguno más? Déjanoslo en comentarios 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.