BME busca retomar su camino ascendente

BME busca retomar su camino ascendente

Bolsas y Mercados Españoles (BME.MC) en gráfico semanal con MACD (ventana central) y volumen de negociación

Fuente: Visual Chart y elaboración propia.

El rebote iniciado recientemente desde los 24,36€ por acción, mínimo que funciona como aproximación al soporte significativo previo de los 25,36€, se propaga con velocidad hasta su zona de resistencia más ajustada situada en los 29,53€ por acción. A partir de este punto comienzan a aparecer las primeras dudas puesto que la vela semanal vigente no termina de superar con garantías dicho nivel de resistencia.

Éste es un síntoma de debilidad, puesto que no debemos olvidar que (1) el dominio a medio plazo es incuestionablemente bajista -ver tramo iniciado en los máximos de los 41,24€ por acción-, (2) la media móvil de largo plazo se gira a la baja, (3) las lecturas de extrema sobreventa invitaban un potencial rebote para normalizar dichas lecturas, por lo que un rebote al alza se podría considerar, por el momento, como natural del precio.

Por ello, y aunque la estructura de fondo es alcista, de hecho se encuentra cotizando por encima del retroceso proporcional de Fibonacci del 61,8% derivado del ciclo alcista que parte de los 10,89€ por acción, el rebote responde por el momento a una simple normalización de sobreventa acumulada en el oscilador MACD -lecturas que siguen siendo extraordinarias pese al rebote- y, aunque es un paso positivo, es prematuro confirmar un cambio de tendencia a corto / medio plazo.

En este sentido, la serie de precios debe hacer frente a dos resistencias, una estática como son los 29,53€ por acción y otra dinámica, la correspondiente a la directriz bajista que parte de los 41,24€ por acción. Para considerar que la estructura alcista de fondo o de largo plazo tiende a retomar su senda, (1) debemos asistir a una superación y posterior consolidación de los 29,53€ por acción, movimiento que, (2) acompañado de señales de compra procedentes del MACD, (3) un aumento del volumen de contratación, así como (4) un aplanamiento de la MMS52 -media móvil de 52 semanas- asentarían las bases para considerar que lo peor ha pasado y que el precio puede atacar de manera consistente nuevas zonas de resistencia situadas, por ejemplo, en los 35,06€ por acción.

En este contexto, al más estricto corto plazo, nos mantendremos en un movimiento consolidativo de las caída previas registradas en el medio plazo mientras la serie de precios de la compañía bajo estudio se encuentre entre el techo de los 29,53€ y el suelo de los 25,36-24,36€ por acción, cuya resolución a la baja amenazaría la viabilidad del soporte que funciona como aproximación al retroceso del 61,8% de Fibonacci citado anteriormente.

Añadir nuevo comentario