Historia de la Bolsa de España

 Historia de la Bolsa de España
  •  Escrito por Raul el 13.08.15
  • Redactor de Universidad de Bolsa

La historia de la Bolsa de España comenzó cuando el día 20 de Octubre de 1831 empezó a operar, ese día tuvo lugar la primera sesión de contratación de la bolsa madrileña. En aquel entonces la situación era la Puerta del Sol, cambiando su localización más tarde a la Plaza de la Lealtad 1. Al principio las cotizaciones eran en reales y durante los primeros cuarenta años la actividad del mercado estuvo ligada principalmente a la deuda pública española. Ahora, las cosas han cambiado bastante y los productos que se mueven en el parqué son principalmente acciones.

 

Historia de la Bolsa de España con José I Bonaparte.

 

La creación de la Bolsa de Madrid fue idea de José I Bonaparte en 1809, por aquel entonces se pensó en instalar este organismo en el convento de San Felipe el Real, en plena Puerta del Sol, pero el proyecto no se hizo efectivo hasta el 10 de septiembre de 1831, con el reinado de Fernando VII.

Con su creación se generó una Ley que era la que daba origen a la Bolsa de Madrid. La ley definía la Bolsa de Madrid como un lugar de reunión de comerciantes y agentes mediadores donde se realizaban operaciones de contratación de activos mobiliarios (artículo 64 del código de Comercio de 1829).

Al principio, la idea de la creación de la Bolsa de Madrid no fue bien recibida por todos, de hecho una parte importante de la opinión pública consideraba la inversión bursátil como un juego de azar, mientras que otros reconocieron el papel que tendría este organismo como forma de canalizar el ahorro y la financiación de la inversión en una organización regulada.

La función de las Bolsas de Valores de todo el mundo, no ha sido otra que dar salida a la deuda del Estado, esto ha ocurrido así en Londres, París o Nueva York. Hay que tener en cuenta que en aquellos momentos de la historia, las deudas extraordinarias eran fruto de la necesidad de financiarse para afrontar las guerras. El problema era que en muchas ocasiones estos títulos estaban reconocidos de forma deficiente desde el punto de vista jurídico y no tenían un plazo seguro de amortización.

 

 

 

Cambio en el perfil de las cotizadas en la Bolsa de Madrid.

 

Poco a poco las empresas fueron desembarcando en el parqué español. Es curioso el hecho de que, por ejemplo, en 1868, cuando cotizaban 34 valores, diez eran bancos o sociedades de crédito, entre ellos el Banco de España; 17 empresas de ferrocarriles y el resto lo completaban compañías mineras y de servicios, que reflejaban qué sectores actuaban de motor económico.

Como eventos más actuales, la Bolsa de Madrid ha vivido el boom tecnológico que ha llevado a la bolsa a máximos al mismo tiempo que se desinflaba. Lo mismo ocurrió en 2006 cuando la bolsa marcaba nuevos máximos debido a otro boom, pero en este caso inmobiliario y también terminó desinflándose.

Y tú, ¿qué más cosas puedes contarnos sobre la historia de la Bolsa de España?

 

Añadir nuevo comentario