Invertir en China. Donde invertir y Mitos que debes ignorar.

Invertir en China. Donde invertir y Mitos que debes ignorar.

    El fenomenal crecimiento económico de China no es ninguna novedad. Sin embargo, muchos inversores cuando eligen donde invertir no invierten en valores de China ya que sienten que no saben lo suficiente para empezar. Es cierto que existen algunos de los mitos sobre la inversión en China, a continuación os presentamos algunos de los más habituales.

    Mito 1: Invertir en China significa invertir en acciones que cotizan en las bolsas de China o domiciliadas en China.
    Las mejores inversiones, o los mayores beneficiarios del crecimiento de China, no son necesariamente las empresas chinas o acciones que cotizan en China. Muchos inversores al decidir donde invertir lo hacen principalmente en valores que cotizan en Hong Kong. También se invierte en empresas cotizadas en Taiwán, Japón, e incluso Australia y Estados Unidos, ya que pueden beneficiarse de la historia del crecimiento de China.
    A modo de antecedente, algunas de las mayores empresas chinas, como Tencent, están cotizadas en Hong Kong con el fin de aprovechar el mercado internacional de capitales. Otras, como China Mobile, cotizan en Hong Kong y Nueva York.

    Mito 2: Los fondos cotizados (ETFs) chinos se han comportado de acuerdo con la economía china.
    Los fondos de índice son a menudo la primera opción de los inversores al invertir en un país o un sector desconocido. En general, esto tiene sentido ya que los índices de países y sectores se caracterizan por ofrecer una amplia diversificación en los mercados objetivo. Desafortunadamente, este no es el caso en China.
    Durante los últimos 20 años, mientras que China ha sido un milagro económico, los índices MSCI de China han tenido una evolución básicamente plana. Hay muchas razones para ello, la principal de las cuales es la composición del los índices. El sector privado y las inversiones extranjeras han sido fuertes impulsores del crecimiento económico en China. MSCI China, sin embargo, se compone en su mayoría - más del 90% - de las empresas estatales. Las financieras, como los grandes bancos de China, representan aproximadamente la mitad de la capitalización de mercado.
     

    Si usted está investigando donde invertir en China, los fondos indexados y ETFs no son definitivamente una buena opción.

     

    Mito 3: Los inversores deben comprender la política China para elegir bien donde invertir y cómo gestionar sus inversiones en China.
    Los inversores en general creen que la política juega un papel importante en China. Sin embargo en muchos casos la política no es tan crítica como se pueda pensar:
    Si usted invierte en empresas de consumo, el papel del gobierno es relativamente bajo.
    La política puede ser muy importante para las industrias reguladas, como el petróleo y las telecomunicaciones. A nivel de estrategia, la actitud del actual gobierno hacia las reformas económicas también puede tener implicaciones de gran alcance.
    El hecho de que el gobierno está menos centrado en el crecimiento económico a corto plazo es negativo para la economía en el corto plazo, pero podría ser muy positivo para el largo plazo.

    Entender la política es importante, pero no es un requisito previo para optar por realizar una inversión en China.

     

    Mito 4: Los inversores deben tener conexiones locales para acertar en sus inversiones en China.
    Los inversores tienden a estar motivados por la información. Su atención se centra claramente a corto plazo y su rotación es alta, lo cual no parece ser una buena idea desde la perspectiva de un inversor a largo plazo.
    China es un país grande y las prácticas comerciales en diferentes partes del país son muy diferentes. Lo cual deriva en que es un desafío para los inversores internacionales obtener cualquier ventaja a partir de información privilegiada.

    Mito 5: El marco fiscal y contable en China es tan diferente que no es particularmente relevante para los inversores.
    Para la mayoría de las personas, la lectura de los estados financieros de empresas chinas no es nada divertida. Sólo la idea interpretar estos estados financieros ha mantenido a millones de potenciales inversores de distancia.
    Los expertos contables no ven un problema en el marco fiscal y contable Chino, que ha ido convergiendo con las normas internacionales en las últimas tres décadas, pero sí en su interpretación. 
    Un inversor han de actuar con cuidado y utilizar el sentido común al interpretar estados financieros.

    Si las cosas parecen demasiado buenas para ser verdad, probablemente lo son.

     

    En resumen, la inversión en China no es "pan comido", pero puede que no sea una tarea tan desalentadora como usted piensa.

    Si usted está listo para hacerse una idea, permanezca atento a la segunda entrega de esta serie.

    Añadir nuevo comentario