Invertir en bolsa, expectativas que suelen terminar en decepción.

Invertir en bolsa, expectativas que suelen terminar en decepción.
  •  Escrito por Raul el 18.06.15
  • Redactor de Universidad de Bolsa

Al invertir en bolsa, fijar objetivos y expectativas es algo positivo, ya que nos proporcionan una regla de medir para saber si nuestras inversiones han ido bien o mal, y constituyen objetivos que nos animan a esforzarnos en una dirección y a conseguir éxitos.

Sin embargo, hay que que tener cuidado con estas expectativas. Si las ponemos demasiado altas o irreales, estaremos abocados a la decepción. En este artículo nombraremos 3 expectativas comunes que al invertir en bolsa suelen terminar en decepciones:

 

1. Más operaciones en bolsa = curva de aprendizaje más rápida.

 

Es verdad que hacer más operaciones de compra y venta puede darte más experiencia, pero esto no significa necesariamente que te ayude a interiorizar más rápido las claves de éxito de la estrategia de inversión que estés utilizando. Es más fácil que te lleve a invertir más de la cuenta, lo cual puede derivar en un estrés emocional innecesario debido a la exposición elevada al riesgo de invertir en bolsa.

La clave para acelerar el proceso de aprendizaje de invertir en bolsa es focalizarse en la calidad de las operaciones, en contraposición a la cantidad. En lugar de simplemente realizar tantas operaciones como te sea posible, tu prioridad debe de ser elegir las mejores operaciones y ejecutarlas de forma correcta y meditada. Además, la experiencia se gana cuando sigues la evolución de tus operaciones, y si haces muchas no serás capaz de hacer esto. Como ayuda en este punto se recomienda llevar un diario de operaciones de modo que puedas mirar hacia atrás y aprender de los aciertos y errores que cometiste. 

 

2. Invertir en bolsa será mi modo de ganarme vida.

 

Debes estar bromeando si piensas esto. Todo el mundo sueña con vivir de la bolsa, y este sueño no se cumple sin realizar méritos para ello. Es posible vivir de invertir en bolsa, pero si este es el primer objetivo que te has fijado, estas abocado a la decepción.  Si piensas que en pocos meses o incluso pocos años vas a vivir de la bolsa lo tienes complicado.

Como cualquier otra profesión, invertir en bolsa lleva años de formación, estudio y práctica para desarrollar las habilidades necesarias que te puedan permitir dedicarte a ello en exclusiva. No estamos diciendo que no puedas ganar dinero en unos pocos meses y ver cómo tus ahorros crecen más que si los tuvieses en el banco o en un plazo fijo, pero llegar al nivel de primer y único ingreso no es tarea fácil.

 

3. Todo gira en torno al dinero.

 

Si, es cierto que los beneficios que consigas al invertir en bolsa dictarán en última instancia tu éxito o fracaso, y la efectividad de tu estrategia de inversión. Pero no puedes fijarte solo en esto. Los beneficios no pueden ser tu objetivo más férreo, sobre todo al principio.

Los inversores de éxito no ganan dinero día tras día, son sus cifras globales las que hablan en positivo. Del mismo modo no puedes obsesionarte en consultar la bolsa constantemente y en ganar cada día.

En lugar de centrarte en los beneficios diarios, tu éxito se debe basar en las decisiones que tomes y las operaciones que realices. Si tu operativa es correcta, se ciñe a tu estrategia, tiene un cálculo de riesgo correcto, has situado bien los stops y no cometes errores técnicos, no importa si tu operación generó o no beneficios. Los beneficios terminarán llegando.

Si después de muchas operaciones correctas los beneficios no llegan, probablemente debas revisar tu estrategia. En cualquier caso, lo importante es que no te centres en ganar dinero cada día, sino en realizar las cosas bien y  en aprender y crecer como inversor en bolsa.

 

Aferrarse a las tres expectativas que hemos expuesto es uno de los mayores errores que puedes cometer al invertir en bolsa. Son fuente de decepción y desencanto. Y en un entorno que requiere toda tu atención y concentración, esta carga emocional es innecesaria y te pueden alejar del camino a convertirte en un inversor de éxito.





Añadir nuevo comentario