¿Pensando en invertir en bolsa? En Universidad de Bolsa te explicamos los básicos del análisis técnico para principiantes

Análisis técnico para principiantes

Al iniciarte en bolsa, si o si van a existir ciertos conceptos que no dejarás de oír y entre ellos sin duda, está el análisis técnico. Al principio por su nombre, puede parecer algo complejo, pero lo cierto es que sus fundamentos son los más lógicos y sencillos de comprender. Otro asunto es su aplicación, que sí que va a requerir de cierta destreza y experiencia. Hoy explicamos los básicos del análisis técnico para principiantes.

¿Qué es el análisis técnico?

El análisis técnico es una herramienta de toma de decisiones para el inversor. Con ella se trata de predecir el valor futuro de un activo en concreto por medio del estudio del histórico del precio de dicho valor.

El objetivo de esto es saber si el precio de cotización actual está por encima de su valor real, para entonces vender o por el contario, por debajo, para entonces comprar, adelantando así futuras tendencias que resulten positivas al inversor. 

¿Qué componentes no pueden faltar?

Dentro del análisis técnico, has de prestar especial atención a: 

  • PRECIO DE COTIZACIÓN. La variable por excelencia. Dictamina el precio de la acción de estudio en el mercado. Se suele representar por medio de una gráfica de barras y en los gráficos siempre se sitúa arriba. 
  • VOLUMEN BURSÁTIL. Unidades o contratos que se han operado durante un periodo determinado. Suele venir representado como una barra vertical situada por debajo de la gráfica de cotizaciones. 
  • INTERÉS ABIERTO. Número de contratos que siguen abiertos a la hora de cierre. Se identifica por medio de una líne continua por debajo de la acción del precio y por encima de la de volumen. 

Diez básicos del análisis técnico para principiantes

1. Gráficos > Básicos para entender el movimiento de los precios a lo largo del tiempo y en periodos específicos. Pueden haberlos de todas las formas; líneas, barras, velas, puntos…; lo interesante es que el inversor sepa extraer información. 

2. Tendencias > Esta es la forma que tenemos de ver qué curso han seguido los precios de determinado activo, tanto en el corto, como en el medio y largo plazo. Son especialmente útiles para detectar niveles de soporte y resistencias, así como predecir el futuro. 

3. Índices > Sirven como indicadores por si mismos, y más potentes aún si se comparan entre si, sobre todo en sectores cíclicos o incluso con su propia trayectoria. 

4. Patrones > Similar a las tendencias, pero con cierta diferencia. En este caso hablamos de pautas de comportamiento que se repiten en el mercado, basándose sobre todo en interpretaciones psicológicas o emociones. 

5. Precio de cierre > Valor que tiene cada activo al cerrarse la sesión diaria.  

6. Volumen y brechas > El volumen es el número total de operaciones financieras que se han realizado en un periodo determinado mientras que las brechas, también conocidas como agujeros, son intervalos en los que no han existido transacciones. Ambos pueden indicar informaciones valiosas para el inversor.

7. Soporte > Es el nivel de precios por debajo del actual, también conocido como suelo.

8. Resistencia > Al contrario que soporte, es el nivel de precios por encima del actual, también conocido como techo. 

9. Medias móviles > Encargadas de medir los posibles cambios de tendencia del precio de cierre de un activo, por medio de promedios. 

10. Divergencias> Pueden haber de muchos tipos y combinaciones, pero su tarea principal es alertar de los desequilibrios entre el precio actual de un activo y el indicador de mercado encargado de medir a ese mismo activo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.