Errores más comunes en tu primera inversión

Por supuesto que invertir, y especialmente en bolsa, es una opción fantástica para aumentar el patrimonio de forma sostenible en el tiempo -incluso diríamos que es de las mejores opciones. No obstante, es inevitable cometer errores comunes al invertir y por eso es normal tener miedo.

De hecho, en los últimos años, y especialmente meses, debido a la incertidumbre político económica causada por eventos como la pandemia o la guerra de Ucrania, cada vez son más los que se animan a hacer su primera inversión y adentrarse en el mundo de las finanzas trabajadas. 

Y esto es una opción genial. Lo único, que hay de hacerlo de forma predeterminada y estudiarse con cautela para evitar cometer errores de los que nos pudiéramos arrepentir. Al final la bolsa es un juego que requiere de conocimientos para ganar; al menos lo básico. 

Veamos cuáles son los errores más habituales que suelen cometerse en la primera inversión. 

Usar todo tu dinero

En este punto tan inicial quizá aún no tengas todos los conocimientos necesarios para operar con fluidez, pero ya te adelantamos que jamás has de comprometer todo tu capital, y menos aún en una única operación. 

Al invertir, siempre hemos de separar un fondo de emergencia al que podamos recurrir en caso de cualquier imprevisto. 

Además, de cara a esta primera inversión, deberíamos ser cautos e invertir tan solo una pequeña parte a modo de experimento. Ya tendremos tiempo de grandes operaciones, ahora toca aprender y romper mano. 

Hacerlo por necesidad inmediata

La inversión en bolsa no ha de tomarse como algo de hoy para mañana. Del mismo modo que si necesitas dinero ya la mejor opción no es emprender, tampoco lo es invertir en bolsa. 

Si necesitas dinero de inmediato, será mucho más eficiente que trates de buscar más o mejor trabajo por cuenta ajena a que trates de sacar rendimientos de la bolsa

Olvidar las comisiones. 

Somos conscientes de que en un primer momento pueden parecer irrisorias pero, creenos que terminan por no serlo. Es cierto que en el largo plazo se tornan poco relevantes, pero en estos primeros movimientos en los que pueden haber más cambios de lo habitual, es importante que elijas un broker en el que no te sientas ahogado por las comisiones y puedas operar con tranquilidad. 

Confundir suerte con estrategia. 

Por supuesto, en este primer movimiento puedes sacar rentabilidad; quizá mucha, quizá poca, quizá negativa.  Pero sea como sea, lo importante aquí es que empieces a coger destreza y poco a poco vayas creando tu propia estrategia de inversión. 

Que unos resultados puntuales no nos confundan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.