Airbus vuela alto

Airbus vuela alto

Hablar de Airbus es hablar de fortaleza alcista a lo largo de los últimos años. Desde el pasado año 2.009, tres años antes que el selectivo IBEX 35 diera comienzo a un nuevo ciclo alcista, la compañía aeronáutica europea ya se encontraba construyendo los cimientos del edificio que hoy en día vemos.

 

Dicha tendencia alcista de largo plazo que parte de mínimos del 2.011 presenta dos momentos álgidos en su evolución; (1) aceleración alcista del año 2.013 y (2) nuevo impulso comprador al inicio del presente curso. Ambos procesos al alza vienen seguidos por movimientos correctivos en tiempo y no en profundidad, si bien es cierto que a lo largo del pasado año 2.014 la compañía pasó de 56€ a 40€ (corrección en profundidad), ésta fue de manera ordenada bajo formación de canal bajista con una pendiente de caída que no suponía un riesgo añadido a la cotización.

 

Airbus (AIR.MC) en gráfico semanal con Estocástico (ventana central superior), MACD (ventana central inferior) y volumen de negociación

Fuente: Visual Chart y elaboración propia.

 

A muy corto plazo consolida los verticales avances de inicio de año (acompañados con un aumento en el volumen de negociación) entre los máximos históricos en los 64,98€ y los mínimos significativos del pasado mes de JUN15 en los 56,20€ por acción. Esta lateralidad permite sanear su estructura de máximos / mínimos crecientes puesto que descomprime avanzadas (e históricas) lecturas de sobrecompra acumulada en los osciladores clásicos sin que la evolución de las medias se vea afectada.

 

Potenciales caídas por debajo de los 56,20€ por acción deberían encontrar apoyo en las proximidades de los 49,10€ por acción, zona relevante a medio plazo que funciona como soporte / resistencia y que, además, coincide con el 61,8% del retroceso de Fibonacci correspondiente al tramo alcista desplegado este año y con el 38,2% del retroceso de FIbonacci que se proyecta desde el mínimo significativo previo de la tendencia alcista de largo plazo que se registra en los 23,37€. Una continuidad del hipotético proceso bajista encontraría objetivo en los 39,16€ por acción, mínimo del movimiento al alza de corto plazo y que, además, vuelve a coincidir con el 61,8% del retroceso de Fibonacci  que se proyecta desde finales del año 2.012. Este escenario bajista registraría una caída superior al -30% y aún así no pondría en riesgo la estructura de fondo, un claro ejemplo de cómo se encuentra la compañía en Bolsa.

 

Esta fortaleza comentada al inicio y desarrollada a lo largo del presente análisis nos invita a seguir posicionado del lado comprador y esperar un cierre semanal por encima de los 64,98€ por acción para incorporar en cartera la compañía bajo estudio, con un stop de perdidas a medio plazo ligeramente por debajo de los 56,20€ por acción.

Añadir nuevo comentario