Análisis técnico Acerinox: sube por las escaleras y baja en ascensor

Análisis técnico Acerinox: sube por las escaleras y baja en ascensor

 

Acerinox es un claro ejemplo del dicho bursátil que dice que la Bolsa sube por las escaleras y baja en ascensor y, es que, tras la tendencia alcista registrada desde los 6,41€ por acción hace poco más de dos años, tendencia que le ha permitido alcanzar nuevos máximos del último lustro en los 16,25€ por acción, pierde todo lo ganado en muy pocos meses.

 

Acerinox (ACX.MC) en gráfico semanal con Estocástico (ventana central superior), MACD (ventana central inferior) y volumen de negociación 

Fuente: Visual Chart y elaboración propia.

 

El impulso bajista es extraordinario, difícilmente se podía haber esperado dicho movimiento si apreciamos la evolución de principios de año de la cotización, que parecía que lo tenía todo desde una perspectiva técnica para volver a atacar los máximos de su serie de precios situados en los 17,09€ por acción.

Las caídas desde un principio eran consideradas como una descompresión natural de niveles de sobrecompra o exceso comprador, no obstante, cuando la serie de precios resolvió recientemente a la baja la base de la tendencia alcista que parte de los mínimos del pasado ejercicio 2.013 en los 6,41€ por acción, el pánico vendedor aumento de manera significativa derivando en una aceleración de las ventas con un claro aumento en el volumen de negociación, hecho que le proporciona mayor fiabilidad al dominio bajista.

La fortísima aceleración de las ventas deriva en una lógica sobreventa acumulada en los principales osciladores de precios y en un cambio de tendencia de la media móvil de largo plazo, síntomas que demuestran, por si fuere necesario, el duro ataque bajista que hasta en escala semanal del precio repercute de manera muy notoria.

En este entorno, el precio se dirige sin pausa a la zona de los 8,09-8,03€ por acción, niveles de relevancia a lo largo del pasado año 2.013 y que de nuevo vuelven a ser protagonistas. Su resolución bajista, habilitaría una continuidad bajista hasta los mínimos de ciclo situados en los 6,41€ por acción.

Por otro lado, para volver a comenzar a creer en las intenciones de los alcistas a corto plazo, deberíamos esperar a una consolidación por encima de los 9,83€ por acción ya que, cualquier rebote previo carecerá de identidad propia y su único objetivo será el de descomprimir las fuertes lecturas de sobreventa acumulada.

 

 

Añadir nuevo comentario