Análisis técnico del BBVA. Testando tendencia alcista primaria

Análisis técnico del BBVA. Testando tendencia alcista primaria

 

El BBVA, segundo banco españols se encuentra testando la base de la tendencia alcista de largo plazo que parte de los mínimos anuales del pasado año 2.012, movimiento que se produce tras un impulso bajista desde la zona de resistencia situada en los 9,68-9,48€ por acción y que representa los máximos anuales así como los del último lustro de la cotización.

 

BBVA (BBVA.MC) en gráfico semanal con Estocástico (ventana central superior), MACD (ventana central inferior) y volumen de negociación 

Fuente: Visual Chart y elaboración propia.

 

Dicho impulso bajista dibuja una pendiente muy pronunciada que provoca la pérdida de momento en los principales osciladores de precios mientras el volumen de negociación no se presume determinante, puesto que su evolución bajista a lo largo de las últimas semanas y/o meses avisa de un posible cambio de sesgo hacia una lateralidad proyectada al medio plazo. En este sentido, las inmediaciones de los 7€ por acción tienen un papel importante, puesto que estableceríamos ahí el límite inferior de la gama lateral dado su buen comportamiento en los últimos años y cuya perforación bajista habilitaría un tramo a la baja hasta el próximo mínimo significativo previo situado en los 5,61€ por acción, una prolongación de las ventas del -20% que parece excesiva si atendemos a los buenos datos que presenta la compañía tanto en Beneficios como en Ventas en el primer semestre del presente año 2.015, datos que superan en ambos casos las previsiones de los analistas en un +8,52% y un +11,43% respectivamente.

No obstante, es prematuro avanzar un escenario de lateralidad puesto que la tendencia alcista primaria sigue vigente, pero no es desde luego un escenario improbable, de hecho, si atendemos a su evolución bursátil desde el inicio del pasado año 2.014, lo cierto es que la tendencia alcista es poco identificable, como así lo demuestra (1) el aplanamiento de la media móvil de largo plazo, así como (2) la incapacidad por parte del precio de superar máximos relativos previos.

El ataque a la base de la tendencia alcista primaria establece un momento delicado en la cotización, tanto es así que tan solo una superación del hueco bajista abierto la presente semana en los 8,33€ por acción y su posterior consolidación alejaría los fantasmas bajistas hasta los 7€ por acción. Mientras tanto, la incertidumbre es máxima al más estricto corto plazo.

 

Añadir nuevo comentario