Invertir en tesla motors. Cuestionando su gestión del negocio.

 

Desde su salida a bolsa en 2010, las acciones de Tesla Motors (NASDAQ:TSLA) se han revalorizado más de un 1000%, pero en el último año la evolución en su precio se ha visto estancada.

La compañía ha trazado una estrategia a largo plazo y prevé alcanzar unas ventas de 500.000 vehículos en 2020, pero la realidad actual es que la compañía no cesa de acumular pérdidas. 

En el segundo trimestre de 2015 triplicó las habidas en el mismo periodo del año anterior, alcanzando 184 millones de dólares de pérdidas trimestrales, y acumulando unas pérdidas netas de más de 30.000 millones de dólares hasta la fecha.

Muchos inversores cuestionan el modelo de gestión de la compañía, con un consumo de caja excesivo, que probablemente sea el que ha frenado la evolución de su valor en bolsa.

Pero la compañía parece tener claro su recorrido y justifica estos gastos tan elevados:

  • La inversión en I+D, necesaria para garantizar su crecimiento, se ha incrementado en más de un 60%.

  • Los gastos se operación se han incrementado en más de un 50%. Tesla indica que no es debido a ineficiencias sino a los gastos de desarrollo y validación de sus nuevos modelos de coches que permitirán doblar sus ingresos en los próximos años, así como los gastos para poder incrementar su capacidad de venta.

  • La compañía ha mejorado sus eficiencia operativa en el último año y está alcanzado la madurez en su negocio.

La cuestión es si los inversores deben esperar que la compañía genere beneficios en estos momentos, o si por el contrario deben de apoyar el fuerte gasto operativo y en I+D.

La previsión es que habrá suficiente demanda de vehículos eléctricos para hacer rentable el negocio en el futuro. Y la realidad actual es que la compañía ya tiene más de 20.000 reservas del su coche Model X, sin haber realizado publicidad.

Por lo tanto parece justificado que la compañía apueste tan fuertemente por el I+D y supedite sus beneficios al crecimiento esperado de los próximos años. 

Este modelo de gestión puede ser atractivo para inversores a largo plazo confiando en que se cumplan todas las expectativas y previsiones puestas en el negocio de los coches eléctricos, baterías eléctricas y super-cargadores.

 

 

Añadir nuevo comentario