El tipo de cambio y la inversión en bolsa.

El tipo de cambio y la inversión en bolsa.
  •  Escrito por Raul el 08.04.15
  • Redactor de Universidad de Bolsa

El tipo de cambio se genera por la oferta y la demanda, es decir, si hay mucha demanda de euros, el valor del mismo aumentará su precio produciéndose una apreciación. Si por el contrario, existieran problemas en la economía europea y ante el miedo se produjese un aumento de la oferta, el valor disminuiría depreciándose.    

Por lo tanto, siempre que hablemos de apreciación nos referiremos a un incremento del valor del tipo de cambio. Por el contrario la depreciación o devaluación es sinónimo de disminución en el valor de la tasa de cambio.  

 

El tipo de cambio a la hora de invertir en bolsa. 

Partiendo de un tipo de cambio Euro-Dólar, imaginemos que tenemos una inversión de 10.000 euros en acciones del Nasdaq, por ejemplo Apple, siendo su precio de compra de 100 dólares. Si compramos 130 acciones y el tipo de cambio Euro- Dólar es de 1,30 dólares por euro, con un euro podremos comprar 1,30 dólares.

Supongamos que cada acción de Apple vale 100 dólares y por cada euro estamos comprando 1,30 dólares, con 10.000 euros tendremos  13.000 dólares.  

Imaginemos que un mes más tarde decidimos vender dichas acciones y convertir los dólares a euros porque necesitamos liquidez, ahora el tipo de cambio ha aumentado a 1,50 dólares por cada euro (mientras la cotización de las acciones sigue en los 100 dólares). En este caso, tendríamos pérdidas por valor de 1.300 euros aproximadamente como podemos ver a continuación (13.000 dólares / 1,50).

 

Causas que aumentan o disminuyen el tipo de cambio.  

 

1. Tipos de interés.

Si los tipos de interés de una economía o país aumentan respecto a otros, se hará más atractivo para depositar dinero, ya que el rendimiento del ahorro será mayor. Este efecto en el corto plazo, es determinante para el valor de una moneda. Siempre, las tasas de interés más altas causan apreciación.

 

2. Inflación.

La inflación es otra de las causas que puede hacer variar el tipo de cambio, pues si en una economía la inflación es relativamente menor que en otro lugar, entonces las exportaciones de esa economía pasan a ser más competitivas, por lo que habrá un aumento de la demanda de esa moneda.

En definitiva, economías con tasas de inflación más bajas tienden a ver una apreciación en el valor de su moneda.

 

3. La especulación.

Cuando los especuladores piensan que una determinada moneda elevará su valor en el futuro y consecuentemente se podrá obtener un beneficio, aumenta la demanda. Al producirse este movimiento, el tipo de cambio se apreciará.

 

4. La Deuda del Estado.

Muchas veces, el peso de la deuda pública tiene repercusión sobre el tipo de cambio. Si los mercados creen que un Estado no puede pagar su deuda, entonces los inversores venden sus bonos provocando a su vez una caída en el valor del tipo de cambio.

 

5. El crecimiento económico o la recesión.

Cuando un país entra en recesión es fácil que se produzca una depreciación en el valor del tipo de cambio. Si nos fijamos, entre muchas de las consecuencias se genera una bajada de las tasas de interés, lo que trae consigo un precio del dinero menor. Lo contrario puede ocurrir en caso de que una economía tenga buenos índices de crecimiento, exceptuando por ejemplo el de la economía china. En esta ocasión, el gigante asiático ha estado comprando dólares de Estados Unidos, lo que aumenta el valor del dólar estadounidense al Yuan chino.  

 

Puedes leer más artículos relacionados e interesantes en el blog de Universidad de Bolsa

Añadir nuevo comentario