6 CONSEJOS

Seis Consejos para Inversores Principiantes

Si llevas tiempo pensando en invertir, puede que 2022 sea el año de lanzarte definitivamente en el mundo de la inversión. Es por eso que hemos preparado algunos consejos para inversores principiantes que te pueden ser útiles.

Por supuesto, no es algo que te recomendamos empezar sin miramientos, más bien todo lo contrario. Hacer tu primera inversión ha de ser un paso que des cuando tengas la suficiente certeza de que controlas lo que estás haciendo aunque… Cuanto antes lo hagas, mejor. 

Para cuando estés preparado, toma nota de estos seis consejos para inversores principiantes. 

Empieza “a lo pequeño”. 

Como te decíamos al principio, una vez entres en el mundo de la inversión no hay vuelta atrás. Pero no esto no significa que, como nos han hecho creer con tanta película fantasiosa, haga falta hacerlo por la puerta grande. 

De hecho, debería ser todo lo contrario: poco a poco. Empieza con pequeñas cantidades que controles y ve aumentando progresivamente. Al hacerlo de esta forma tendrás certeza y control sobre todo tu capital. 

Invierte solo en productos que puedas explicar. 

Si no lo entiendes, no lo compres, así de sencillo. Pocas oportunidades vas a perder con esta estrategia. No importa lo novedosos que parezcan o el ruido que se genere sobre ellos, si no sabes en qué consisten, lo mejor para ti y tu rentabilidad futura será que no inviertas en ellos. 

Sobre todo en tus inicios, trata de centrarte en productos sencillos.

Crea una cartera diversificada.

Diversificar con estrategia es parte importante de la clave del éxito al invertir en bolsa. En función de qué perfil de inversor seas necesitarás más o menos diversificación, pero es esencial que este concepto esté presente a la hora de tomar decisiones. 

Al diversificar reducimos el riesgo de nuestras operaciones y por tanto, aumentamos nuestras probabilidades de generar beneficios. 

Aprende a gestionar el riesgo.

Para aumentar las ganancias, hay un elemento que no debes perder de vista: el riesgo. Evidentemente, todo movimiento en bolsa conlleva cierta cantidad de riesgo intrínseco, pero no por ello has de descuidarlo. Todo lo contrario. Para asegurarte que tus inversiones son rentables, has de aprender a gestionar el riesgo y tenerlo presente en cada operación. 

A nivel general, trata de que el riesgo esté siempre controlado y sea leve, aunque esta afirmación deberá ajustarse en función de tu perfil de inversor. 

No te obsesiones con los beneficios a corto plazo. 

¿Has ganado con una acción? Estupendo. Pero no tengas prisa por salir. Es muy común que los inversores principiantes quieran retirar una posición al detectar que hay una pequeña ganancia. 

Ten paciencia y confía en tus decisiones. 

Corta las pérdidas.

Del consejo anterior se deriva este. No seas demasiado optimista y si detectas que un valor está cayendo, piensa que, en la mayoría de ocasiones, seguirá haciéndolo. La posición inteligente es siempre retirarse a tiempo y no dejar que las pérdidas se nos coman. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.