INSTRUMENTO FINANCIERO

Instrumento financiero

Un instrumento financiero es un contrato entre dos partes con el que se puede operar y que se puede liquidar. Representan activos financieros para quienes los poseen y un pasivo para los que lo emiten. Aquellos que lo adquieren obtienen el derecho a recibir determinados recursos económicos y el vendedor tiene la obligación de liquidar dichos derechos.

Los instrumentos financieros pueden formar cualquier tipo de activo: acciones, bonos, derivados… Así mismo, las obligaciones que tiene el vendedor pueden ser pagos en efectivo, entrega de otros valores o el intercambio de valores u obligaciones financieras con otra entidad. Los instrumentos financieros se agrupan en dos grandes grupos: los no complejos y los complejos.

Instrumentos financieros no complejos

Los instrumentos financieros no complejos son todos aquellos que se pueden manejar sin tener demasiados conocimientos financieros. Estos instrumentos solo requieren de una inversión inicial para luego dejarlos en manos de un gestor financiero.

Valores de renta variable: las acciones.

Las acciones son activos financieros que representan la posesión de una fracción del capital social de una empresa determinada. De este modo, el dueño es poseedor de una proporción de los activos y beneficios de dicha empresa igual a la cantidad de acciones sobre el total de las que es propietario.

Las acciones son compradas y vendidas principalmente en los mercados de valores, aunque también pueden haber ventas privadas, y son el fundamento de un gran número de porfolios de inversores. Estas transacciones tienen que cumplir las regulaciones del Estado que están pensadas para proteger a los inversores de prácticas fraudulentas.

Valores de deuda: bonos, acciones preferentes, valores garantizados…

Entre los valores de deuda más conocidos encontramos los bonos y las acciones preferentes.

Un bono es un instrumento de renta fija que representa un préstamo hecho por un inversor a un prestatario (normalmente corporativo o gubernamental). Un bono podría considerarse como un pagaré entre el prestamista y el prestatario que incluye los detalles del préstamo y sus pagos. Las empresas, los municipios, los estados y los gobiernos soberanos utilizan los bonos para financiar proyectos y operaciones. Los propietarios de los bonos son deudores o acreedores del emisor.

Las acciones preferentes son acciones que no suelen tener derecho a voto, pero dotan de un mayor derecho a reclamar los beneficios de la empresa con respecto de las acciones comunes. En este caso los accionistas preferentes no tienen derecho a voto pero tienen prioridad cuando se reparten los dividendos o una compañía quiebra y es liquidada.

Fondos de inversión

Los fondos de inversión son cantidades de dinero asignada a un propósito específico. Un fondo puede establecerse por diversos motivos: un ayuntamiento apartando dinero para construir un nuevo centro cívico, una universidad reservando dinero para ofrecer una beca, o una aseguradora que guarda un dinero para indemnizar a sus clientes. 

ETF

Un fondo cotizado en bolsa (ETF) es un tipo de valor de inversión agrupado que funciona de forma muy parecida a un fondo de inversión. Normalmente, los ETF siguen un índice, un sector, una materia prima u otro activo concreto, pero, a diferencia de los fondos de inversión, los ETF pueden comprarse o venderse en una bolsa de valores del mismo modo que las acciones normales. Un ETF puede estructurarse para seguir cualquier cosa, desde el precio de una materia prima individual hasta una colección amplia y diversa de valores. Los ETFs pueden incluso estructurarse para seguir estrategias de inversión específicas.

Instrumentos financieros complejos

Los instrumentos financieros complejos como su nombre indica requieren de formación especializada ya que no solo depende de la oferta y la demanda, también de una serie de factores que actúan al mismo tiempo. Los instrumentos complejos más conocidos son los derivados.

Los derivados son un tipo de productos financieros cuyo valor es dependiente de un valor o grupo de valores subyacentes. Un derivado se puede establecer entre dos o más partes bien en los mercados o bien en mesas de negociación gestionadas por los brokers (el mercado extrabursátil, OTC). Estos contratos pueden ser utilizados para tradear con cualquier número de valores y tienen su propio riesgo. Los precios de los derivados dependen de las fluctuaciones de los valores subyacentes. Esta clase de productos son utilizados comúnmente para acceder a algunos mercados o bien para contrarrestar el riesgo de otras operaciones. Hay muchos tipos de derivados pero estos son los más destacados:

CFD

Los Contratos por Diferencia (CFD por sus siglas en inglés) son acuerdos donde se intercambia la diferencia de valor de cierto activo entre el momento de la apertura y el cierre del contrato. Los CFD permiten beneficiarse de las fluctuaciones de precio de los productos subyacentes sin necesidad de ser titular de los mismos. Los CFD le dan acceso a todos los beneficios dinerarios. Sin embargo, hay que andarse con ojo porque se requiere de muchos conocimientos y experiencia para operar con ellos con cierto éxito. Es un producto de alto riesgo y, de hecho, no está permitido en los EEUU.

Futuros

Los contratos de futuros o futuros son contratos derivados entre dos partes para la compra y envío de un activo financiero por el que se pagará un precio previamente acordado en una fecha futura. Estos contratos están estandarizados y se pueden negociar en los mercados. Los traders utilizan futuros para poder contrarrestar el riesgo de una operación o bien especular sobre un activo subyacente. Las partes involucradas deben firmar un compromiso para comprar o vender dicho activo.

Options

Un contrato de opciones es similar a un contrato de futuros en que es un acuerdo entre dos partes para comprar o vender un activo en una fecha futura predeterminada por un precio específico. La diferencia clave entre opciones y futuros es que con una opción, el comprador no está obligado a ejercer su acuerdo de compra o venta. Es solo una oportunidad, no una obligación, como lo son los futuros. Al igual que con los futuros, las opciones pueden usarse para cubrir o especular sobre el precio del activo subyacente.

Warrants

Los warrants esun tipo de derivado que da el derecho, pero no la obligación, de comprar o vender un valor -más comúnmente una acción- a un precio determinado antes de su vencimiento. El precio al que se puede comprar o vender el valor subyacente se denomina precio de ejercicio o precio de ejercicio. Un warrant americano puede ejercerse en cualquier momento en la fecha de vencimiento o antes, mientras que los warrants europeos sólo pueden ejercerse en la fecha de vencimiento. Los warrants que dan derecho a comprar un valor se conocen como warrants de compra; los que dan derecho a vender un valor se conocen como warrants de venta. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.