Las turbulencias positivas de JP Morgan

Las turbulencias positivas de JP Morgan

JP Morgan Chase (JPM) en gráfico semanal con Estocástico (ventana central superior), MACD (ventana central inferior) y volumen de negociación 

Fuente: Visual Chart y elaboración propia.

La cotización se encuentra consolidando el fuerte movimiento registrado semanas atrás que le empujó hasta los 50,07$ por acción desde su zona de máximos anuales situados en los 70,61$ por acción. Tras dicho movimiento bajista, la serie de precios se estabiliza entre los 64,64$ y los 58,53$ por acción, zona intermedia entre el máximo relativo previo y el mínimo relativo previo de relevancia técnica comentados a corto plazo.

La tendencia de fondo sigue fuertemente anclada a favor de los alcistas que, desde el  mínimo registrado el pasado año 2009 en los 14,96$ por acción, siguen manteniendo un amplio margen de error antes de llegar a testar dicha tendencia de largo plazo. Ésta señal de clara fortaleza intrínseca del valor se demuestra tras las fuertes caídas de finales del pasado mes de AGO15, cuando la cotización cayó casi un -30% hasta los 50,07$ por acción, fortísimo movimiento a la baja que, ni siquiera alcanzó la base de la tendencia de largo plazo que une los mínimos significativos crecientes.

Por su parte, la media móvil de largo plazo de 52 semanas correspondiente al precio continua en clara evolución positiva y sin síntomas de agotamiento pese a las turbulencias de las últimas semanas. Por tanto, no encontramos argumentos por el momento que nos hagan pensar que la cotización pueda estar cerca de una capitulación.

Además, siguiendo con el hilo anterior en relación a las turbulencias descritas a lo largo del presente análisis que no han supuesto una alteración de la fuerte estructura alcista de la compañía, apreciamos más signos de fortaleza derivados del comportamiento de los principales osciladores de precios, puesto que tanto Estocástico (más ajustado a la evolución del precio) como el MACD (menos ajustado al precio y, por ende, más lento) aprovechan el rebote bajista para descomprimir lecturas de sobrecompra acumulada en ambos osciladores tras los contundentes avances registrados desde comienzos del presente ejercicio 2015.

Las señales de venta proporcionadas por el MACD semanal deberían ser puntuales y no debería tardar en retornar a niveles por encima de su zona neutral, ya que el precio consolida de manera muy positiva y el volumen de contratación no ha sufrido un comportamiento significativo a lo largo de las últimas turbulencias, por lo que deberíamos considerar los actuales niveles de cotización como un buen punto de acumulación aprovechando el buen momento de las compras.

Añadir nuevo comentario