Inversiones de alto riesgo, ¿son para mí?

Inversiones de alto riesgo, ¿son para mí?

Las inversiones de alto riesgo son una apuesta; nadie sabe cuáles se dispararán y cuáles resultarán decepcionantes. Dicho esto, desempeñan un papel esencial en la planificación financiera a largo plazo. La cuestión es si este tipo de inversión es adecuada para ti: depende de tu tolerancia al riesgo, de tus finanzas actuales y de cuáles sean tus objetivos.

Asimismo, este tipo de inversión también se denomina renta variable porque el producto financiero al que se asocia genera una renta variable.

Por su parte, las inversiones de bajo riesgo tienen cierta estabilidad, lo que puede ser tranquilizador para los inversores que no pueden soportar la volatilidad del mercado. Sin embargo, hay una advertencia: a diferencia de las inversiones de alto riesgo, no obtendrá grandes rendimientos financieros. No obstante, los activos más seguros pueden ayudar a diversificar tu cartera y a cubrir el riesgo general de la inversión; esto es importante si tu cartera está formada únicamente por activos de alto riesgo. 

Las carteras de inversión suelen incluir una mezcla de inversiones de mayor y menor riesgo. Las inversiones más arriesgadas pueden dar lugar a mayores pérdidas, pero también ofrecen la oportunidad de obtener mayores ganancias. Las inversiones menos arriesgadas se consideran apuestas más seguras que suelen generar un menor rendimiento de la inversión.

¿Es buena idea invertir en alto riesgo?

Como es evidente, la principal ventaja de este tipo de inversiones es conseguir una alta rentabilidad, por encima de la que se puede obtener con otros productos como la renta fija. 

Sin embargo, como desventaja, tendremos momentos de temor en los que el dinero disminuye y, en ocasiones, por su naturaleza arriesgada,  puede no generar la rentabilidad esperada ni recuperar nuestra inversión inicial.

¿Cuáles son las opciones más recurridas?

FOREX

En el comercio de divisas, se aprovecha el hecho de que los distintos países tienen un valor diferente para su moneda. Por esta razón, hay corredores y negociadores que llegan a acuerdos sobre cuánto vale el dinero de un país específico en comparación con otro. El comercio se resiente cuando cambian las condiciones del mercado.

Acciones Penny

Son valores que cotizan a un precio bajo y tienen una baja capitalización bursátil. Pueden negociarse fuera de las principales bolsas, y sus precios pueden cambiar rápidamente cuando los grandes inversores los compran o venden. Su liquidez no es siempre estable, por lo que a veces resulta difícil vender sus acciones.

REIT

Son una forma de invertir en bienes inmuebles sin tener que convertirse en propietario y gastar miles de euros. Se considera de alto riesgo porque puede subir, pero también bajar con el tiempo. No está garantizado que se recupere el dinero si se pierde, lo que causa gran preocupación a algunas personas. 

Crowfunding

Invertir en empresas de nueva creación es una gran idea. Puede ser arriesgada, pero la posibilidad de obtener un gran rendimiento hace que merezca la pena cuando se consigue el éxito. Los sistemas de crowdfunding, como la financiación inicial, permiten invertir con tan solo cien euros y tienen un enorme potencial si la empresa sale a bolsa.

Criptomonedas

Posiblemente de las más sonadas en los últimos tiempos. No hay duda de que las criptomonedas están «de moda» y esto se puede ver en los altos precios que han alcanzado criptomonedas como Bitcoin o Ethereum.

¿Es una buena opción para mí? 

Esta pregunta puedes respondértela tú mismo teniendo en cuenta dos factores cruciales: 

  • ¿Con qué fin inviertes?
  • ¿De qué plazo temporal dispones?

Referencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.