Value Investing explicado para Principiantes

Value Investing explicado para Principiantes

Si estás entrando en el mundo de la inversión y tú idea es invertir a largo plazo para aumentar tu patrimonio de forma sostenida, seguro que has escuchado ciento de veces el término «Value investing», pero, ¿sabes realmente qué significa y qué implicaciones tiene? 

Recuerda que antes de invertir, es esencial que tengas los conocimientos básicos mínimos, y este es, sin duda, uno de ellos. 

Vamos a analizarlo.

¿Qué significa Value Investing?

Value Investing, en español conocido también como inversión en valor, hace referencia a una estrategia de inversión largoplacista. El objetivo de esta estrategia, es generar rentabilidades constantes en el largo plazo. 

Para ello, trata de buscar valores que estén cotizando a la baja, hecho que determina por medio de un análisis fundamental, para invertir en ellos, con la esperanza fundamentada de que estos crezcan con el tiempo.

¿Cuál es el origen del Value Investing?

Su origen data de 1928, de la mano de los reconocidos inversores Benjamin Graham y David Dodd, aunque fue a raíz de Warren Buffet, discípulo del mismo Graham, cuando empezó realmente su auge. Buffett, considerado el mejor inversor de la historia, ha sido quien ha popularizado esta estrategia, asegurando que es prácticamente el único secreto de su éxito. 

¿En qué consiste exactamente esta estrategia?

Fácil. Como su nombre indica, el objetivo es crear valor a largo plazo. 

La idea es la siguiente: investiga el mercado y las empresas, detecta acciones que estén cotizando por debajo de su valor real o potencial a invierte en ellas

En esta filosofía el punto clave es justo ese, la diferencia de precio y valor. Precio es lo que el mercado está pagando ahora mismo, y valor es lo que puede generar. 

Para entender esta estrategia al 100% y poder implementarla de forma óptima, es importante que interiorices estas dos premisas: 

  1. El mercado se comporta de forma eficiente. En el largo plazo, los mercados terminan por estabilizarse y dar valor a las acciones que realmente lo merecen.
  2. Existen negocios transparentes, que se entienden y que tienen un alto potencial, debido a sus barreras de entrada, ventajas competitivas… Búscalos e invierte en ellos. 

¿Qué parámetros se han de tener en cuenta para hacer un análisis Value Investing? 

Por lo general, se analizan tres prismas: el macroeconómico, el sectorial y el empresarial. 

El macroeconómico recoge datos como el PIB, los tipos de interés, la prima de riesgo, la inflación y el marco legislativo entre otros, con el fin de ver cómo afectan a la empresa en cuestión. 

En el sectorial se estudia el entorno más próximo a la empresa para entender qué ocurre allí, valorando ratios como el PER, el Pay Out o la ROE. 

De cara al ámbito empresarial propiamente dicho, será prioritario estudiar con detenimiento el balance y cuenta de pérdidas y ganancias para ver qué hay detrás de esos números.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.