Tras darle vueltas y vueltas has tomado la decisión; vas a invertir en bolsa. Ya sea por que quieres asegurarte tu futuro, tener ingresos extra o simplemente por gusto personal. Pues en ese caso debes saber que la bolsa de valores no es un juego y que está sujeta a muchas variaciones y a un comportamiento complejo. Antes de meterte de lleno en este mundo tienes que formarte, eso es crucial. Si no lo haces estarás ganando papeletas para el fracaso. Así que antes que nada debes realizar un curso de formación, el que consideres que se adecúe más a tus objetivos, y a partir de ahí empezar a formar tu cartera poco a poco. Este no es un sector en el que importe la rapidez. Hay que intentar ser racional y no emocional; necesitas adoptar, aunque sea mínimamente, la actitud de un robot. No dejarte llevar por tus sentimientos, por la euforia ni por la frustración. El tomar decisiones en caliente y de forma impulsiva no va a hacerte perder ni mucho menos ganar más dinero. Calma ante todo. La psicología juega un papel fundamental. Muchas veces tendrás los conocimientos y los datos necesarios, pero tu mente no te dejará tomar las decisiones adecuadas. E ahí el problema. La gente no suele perder por falta de datos, sino por falta de control. A continuación te ofrecemos una retahíla de consejos, más allá de los ya citados, para los principiantes que quieran empezar a invertir en la bolsa. ¿Cuál es tu punto de partida? Analiza tu salud financiera. Es necesario que ese sea al primer paso; saber de dónde partes. ¿Tienes ahorros, deudas, préstamos…? Hay que prestar atención a tu nivel de liquidez y a si ingresas más de lo que gastas o a la inversa. También es importante tener en cuenta tus ganancias mensuales, tus planes de futuro o tu carrera profesional. Haz un DAFO personal, suena raro pero no lo es tanto. Qué debilidades tienes a día de hoy, a qué amenazas te enfrentas, con qué fortalezas partes y qué oportunidades se te aparecen. Esto puede servirte como una guía a la hora de optar por una u otra estrategia. ¿Cuál es tu plazo de inversión? Otro de los puntos a estudiar es saber durante cuánto tiempo estás dispuesto a invertir. No son lo mismo cinco que diez años, ni diez que quince. Según tus expectativas y tus objetivos los plazos serán distintos y para cada uno de ellos habrá una serie de medidas que habrá que sopesar. ¿Qué tipo de inversor quieres ser? Aquí es oportuno establecer tu estilo de inversión. Si vas a invertir a corto o a medio-largo plazo. Esto irá en relación con el tiempo en el que quieres obtener resultados. Si tu intención es cortoplacista será una cosa, pero si la intención es la de invertir a largo plazo será muy distinta. ¿Qué bróker necesitas? Existe una gran oferta de brokers en el mercado. Los hay muy caros y muy baratos. Pero ojo, no por ser barato te será más efectivo si empiezas con poco capital. Pero tampoco será mejor por ser más caro. Debes documentarte muy bien y tener clara tu estrategia antes de decantarte por un u otro bróker. Aquí puedes consultar el listado de mejores brokers. Ahorra Es importante que durante el transcurso en el que estés inmerso en la bolsa tengas una cuenta de ahorros. Ya sea para futuras inversiones o por si te son necesarios en cualquier otro momento. De hecho, más allá de estar o no en la bolsa, sería idóneo tener ese colchón económico para tu futuro. ¿Debo fiarme de los medios de comunicación? La respuesta es no. Los medios de comunicación suelen ser propiedad de grandes empresas que cotizan en bolsa, por lo que las informaciones que puedan dar debes cogerlas con pinzas. Evidentemente, no van a propagar mentiras pero sí pueden inyectar miedo y preocupación. En cambio, existen cibermedios especializados en economía y bolsa a los que sí podrías prestar atención, pero como norma general suelen ser alarmistas y pueden provocar un nivel de estrés innecesario. ¿Es preciso diversificar mis acciones? Sí o sí. No hay otra opción. Imagínate por un momento que inviertes solo en una empresa de videojuegos y que, progresivamente, caen las ventas notablemente. Si solo has invertido en este sector vas a perder dinero inevitablemente. En cambio, si inviertes en moda, logística, hostelería y nutrición es más que probable que, al menos una de ellas, te reporte beneficios. Por tanto, como conclusión principal podemos extraer que, si sigues estos consejos, tendrás más cerca el éxito en la bolsa. Pero lo más importante, y casi fundamental, es que realices cursos de formación, que estés bien formado y asesorado. Y todavía es más importante controlar tu mente. La psicología es un factor decisivo si quieres conseguir resultados. No hay que dejarse llevar por la obsesión ni mirar a diario la evolución de tus acciones. Hay que ser cauto y precavido. Con hacerlo cada quince días es más que suficiente.

¿Cómo empiezo a invertir en bolsa?

Tras darle vueltas y vueltas has tomado la decisión; vas a invertir en bolsa. Ya sea por que quieres asegurarte tu futuro, tener ingresos extra o simplemente por gusto personal. Pues en ese caso debes saber que la bolsa de valores no es un juego y que está sujeta a muchas variaciones y a un comportamiento complejo.

Antes de meterte de lleno en este mundo tienes que formarte, eso es crucial. Si no lo haces estarás ganando papeletas para el fracaso. Así que antes que nada debes realizar un curso de formación, el que consideres que se adecúe más a tus objetivos, y a partir de ahí empezar a formar tu cartera poco a poco.

Este no es un sector en el que importe la rapidez. Hay que intentar ser racional y no emocional; necesitas adoptar, aunque sea mínimamente, la actitud de un robot. No dejarte llevar por tus sentimientos, por la euforia ni por la frustración. El tomar decisiones en caliente y de forma impulsiva no va a hacerte perder ni mucho menos ganar más dinero. Calma ante todo.

La psicología juega un papel fundamental. Muchas veces tendrás los conocimientos y los datos necesarios, pero tu mente no te dejará tomar las decisiones adecuadas. E ahí el problema. La gente no suele perder por falta de datos, sino por falta de control.

A continuación te ofrecemos una retahíla de consejos, más allá de los ya citados, para los principiantes que quieran empezar a invertir en la bolsa.

¿Cuál es tu punto de partida?

Analiza tu salud financiera. Es necesario que ese sea al primer paso; saber de dónde partes. ¿Tienes ahorros, deudas, préstamos…? Hay que prestar atención a tu nivel de liquidez y a si ingresas más de lo que gastas o a la inversa.

También es importante tener en cuenta tus ganancias mensuales, tus planes de futuro o tu carrera profesional. Haz un DAFO personal, suena raro pero no lo es tanto. Qué debilidades tienes a día de hoy, a qué amenazas te enfrentas, con qué fortalezas partes y qué oportunidades se te aparecen. Esto puede servirte como una guía a la hora de optar por una u otra estrategia.

 ¿Cuál es tu plazo de inversión?

Otro de los puntos a estudiar es saber durante cuánto tiempo estás dispuesto a invertir. No son lo mismo cinco que diez años, ni diez que quince. Según tus expectativas y tus objetivos los plazos serán distintos y para cada uno de ellos habrá una serie de medidas que habrá que sopesar.

¿Qué tipo de inversor quieres ser?

Aquí es oportuno establecer tu estilo de inversión. Si vas a invertir a corto o a medio-largo plazo. Esto irá en relación con el tiempo en el que quieres obtener resultados. Si tu intención es cortoplacista será una cosa, pero si la intención es la de invertir a largo plazo será muy distinta.

¿Qué bróker necesitas?

Existe una gran oferta de brokers en  el mercado. Los hay muy caros y muy baratos. Pero ojo, no por ser barato te será más efectivo si empiezas con poco capital. Pero tampoco será mejor por ser más caro.

Debes documentarte muy bien y tener clara tu estrategia antes de decantarte por un u otro bróker. Aquí puedes consultar el listado de mejores brokers.

Ahorra

Es importante que durante el transcurso en el que estés inmerso en la bolsa tengas una cuenta de ahorros. Ya sea para futuras inversiones o por si te son necesarios en cualquier otro momento. De hecho, más allá de estar o no en la bolsa, sería idóneo tener ese colchón económico para tu futuro.

¿Debo fiarme de los medios de comunicación?

La respuesta es no. Los medios de comunicación suelen ser propiedad de grandes empresas que cotizan en bolsa, por lo que las informaciones que puedan dar debes cogerlas con pinzas. Evidentemente, no van a propagar mentiras pero sí pueden inyectar miedo y preocupación.

En cambio, existen cibermedios especializados en economía y bolsa a los que sí podrías prestar atención, pero como norma general suelen ser alarmistas y pueden provocar un nivel de estrés innecesario.

¿Es preciso diversificar mis acciones?

Sí o sí. No hay otra opción. Imagínate por un momento que inviertes solo en una empresa de videojuegos y que, progresivamente, caen las ventas notablemente. Si solo has invertido en este sector vas a perder dinero inevitablemente.

En cambio, si inviertes en moda, logística, hostelería y nutrición es más que probable que, al menos una de ellas, te reporte beneficios.

Por tanto, como conclusión principal podemos extraer que, si sigues estos consejos, tendrás más cerca el éxito en la bolsa. Pero lo más importante, y casi fundamental, es que realices cursos de formación, que estés bien formado y asesorado.

Y todavía es más importante controlar tu mente. La psicología es un factor decisivo si quieres conseguir resultados. No hay que dejarse llevar por la obsesión ni mirar a diario la evolución de tus acciones. Hay que ser cauto y precavido. Con hacerlo cada quince días es más que suficiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.