¿Qué Rentabilidad Esperar de la Bolsa?

¿Qué Rentabilidad Esperar de la Bolsa?

Si al fin te has animado a dar el paso de invertir, posiblemente, entre muchas otras cosas te preguntes qué rentabilidad puede esperar de tus inversiones. ¿Qué expectativa sería realista?¿cuál ha sido la rentabilidad de la bolsa?

¿Qué estamos midiendo?

Antes que nada, es importante que esclarecer qué es exactamente la rentabilidad y de qué forma la podemos medir. Puede parecer obvio, pero lo cierto es que es un concepto básico que genera muchas dudas y confusiones, especialmente en inversores principiantes. 

De hecho, podríamos hasta decir que medir la rentabilidad obtenida de la renta variable es un reto, y lo que para algunas personas es una rentabilidad razonable puede no ser suficiente para otras. 

Para contextualizarlo, debemos fijarnos en varios parámetros clave, como la volatilidad y los índices de referencia, que pueden ayudarnos a entender la rentabilidad que obtenemos.

Para simplificar esta tarea al máximo, dividamos la rentabilidad en tres:

  • Rentabilidad desde el inicio de la inversión
  • Rentabilidad media anualizada desde el inicio
  • Rentabilidad año a año

¿Cuál ha sido el histórico?

Lo principal premisa aquí es que la bolsa, y los mercados en general, a largo plazo, siguen una tendencia ascendente. Esto quiere decir que aunque en el corto plazo pueda haber bajadas y volatilidad, con el tiempo estos valores se recuperarán. Por tanto, teóricamente la rentabilidad de la bolsa es más o menos segura.

Lo cierto es que durante la última década, los mercados financieros han sido buenos para los inversores. Pero hoy en día, la opinión de los expertos predice que en los próximos años los rendimientos serán inferiores a los que estábamos acostumbrados en los últimos diez años. Por supuesto, estas previsiones pueden ser erróneas; sin embargo, es necesario asumir cierta rentabilidad futura a la hora de estimar si tu combinación de inversiones le permitirá llevar una vida de éxito en el plazo previsto por la sociedad.

Las previsiones que tienen un horizonte temporal largo, como cinco años o más, pueden cambiar con frecuencia en respuesta a las condiciones del mercado. Cuando se comparan las previsiones de diferentes fuentes, hay que tener cuidado y asegurarse de que se comparan aspectos similares entre si. 

Esto no ha de alarmarnos o desanimarnos, todo lo contrario. La bolsa al final es un juego en el que cuanto antes entres, más opciones tienes de ganar. 

Hablemos de cifras. 

A modo de referencia, se estima que conseguir un 6-8% de rentabilidad bursátil a largo plazo es más o menos correcto; un 8-10% es una buena rentabilidad; un 10-15% es una excelente rentabilidad, y más del 15%, que pocos inversores pueden conseguir, sería espléndido.

Para que tengas una idea más precisa aún, el IBEX 35 ha obtenido una rentabilidad media anual de 7.95% desde que se fundó en el año 2009.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.