El esfuerzo para alquilar una vivienda crece en un 80% de capitales desde 2019, llegando a precios que se antojan imposibles.

El esfuerzo para alquilar una vivienda ha crecido en un 80%

El esfuerzo para alquilar una vivienda crece en un 80% de capitales frente a hace 4 años. Además, la compra de vivienda ya requiere de, al menos, un 20% de los ingresos, superando en 4 puntos la cota de 2019.

Alquilar una vivienda en España

Desde 2019, el precio de la vivienda se ha disparado sin que hubiera una proporcional subida del poder adquisitivo medio de la ciudadanía. Es por eso que cada vez es más difícil acceder a la vivienda, y el porcentaje de ingresos necesarios para acceder a una casa no deja de crecer.

Estos cuatro años, todas las capitales de la Nación han incrementado la tasa de ahorro necesario para el acceso a la vivienda, sea por alquiler o compra. En este sentido, el ahorro necesario para alquilar una vivienda parece haber descendido1 (la tasa media nacional es del 30% de los ingresos), el ascenso de esta tasa para acceder a comprar un piso ha ascendido al 20%.2

Los datos a la palestra

El coste de alquilar una vivienda

La localidad donde más ha crecido el porcentaje de ingresos necesarios para alquilar una vivienda es la capital del Túria, Valencia, donde la exigencia pasó del 27% (2019) al 33% (2023), creciendo en 6 puntos. Siguiéndolas de cerca, registran hasta 5 puntos de ascenso Alicante, Barcelona y Pamplona, mientras que Palma, Cádiz y San Sebastián han sufrido ascensos de cuatro puntos en el esfuerzo familiar.

No obstante, no todas las ciudades han sufrido esta clase de ascenso. Las mayores caídas se han registrado en Córdoba y Madrid (2 puntos porcentuales), mientras que en Palencia, Ourense y Sevilla ha caído apenas un punto. Ciudades como Las Palmas de Gran Canaria, Burgos, Segovia, Valladolid y Pontevedra apenas han percibido cambios.

En cuanto a las tasas absolutas más altas, Barcelona encabeza el podio al ser necesario un 40% de los ingresos familiares, seguida por Palma, con un 37%, y Málaga, Madrid y Valencia, las tres con un 33%. Por el contrario, las ciudades donde menos esfuerzo es necesario son Ciudad Real, con un 15%, Teruel, con un 16%, y Palencia, que registra un 17%.

El ascenso del precio para acceder a la vivienda

Por su parte, el esfuerzo familiar necesario para la compra de una vivienda aumenta en 47 capitales, con Palma a la cabeza al pasar de un 27% necesario en 2019 al 40% que deben destinar en el 2023 las familias, lo que implica una subida de trece puntos porcentuales. La situación en San Sebastián es similar, ya que ha crecido diez puntos porcentuales en este tiempo.

En tercer lugar, Granada ha registrado una subida de siete puntos porcentuales, seguida por Santa Cruz de Tenerife, Pontevedra, Vitoria y Málaga, todas con subidas de seis puntos. Por su parte, en Madrid el crecimiento ha sido de cuatro puntos porcentuales, mientras que en Barcelona solo se ha incrementado en uno. En último lugar, en las ciudades de Ourense y Ceuta el esfuerzo es el mismo que hace 4 años, mientras que en Teruel, Palencia y Jaén han visto como el esfuerzo se ha reducido en un punto porcentual.

Por otro lado, Palma y San Sebastián son las dos únicas ciudades en las que el esfuerzo familiar para pagar a cuota hipotecaria supera el 33%, ya que el este alcanza el 40% en el caso de Palma y el 36% en San Sebastián. Aunque ya por debajo de ese 33%, siguen la lista Barcelona con el 30%, Málaga, con un 27%, y Madrid, con un 26%. En el otro lado encontramos a Jaén, con solo un 9%, Lleida, que registra un 10%, y Teruel, con un 11%.

Referencias
  1. La rentabilidad del alquiler baja al 7,1%[]
  2. El sector inmobiliario es visto como la forma más eficaz de invertir[]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *