Stop Loss, controlar las pérdidas

Stop Loss, controlar las pérdidas
  •  Escrito por Raul el 02.07.15
  • Redactor de Universidad de Bolsa

El stop loss o stop de pérdidas es un herramienta esencial para controlar las pérdidas en la bolsa. Conocer su funcionamiento es algo esencial que todo trader debe dominar.

 

Stop loss para empezar a invertir en bolsa.

 

Al empezar a invertir en bolsa, una de las principales cosas que se deben aprender es cómo controlar las pérdidas. La capacidad de asumir riesgos en bolsa es algo muy personal, y por lo tanto, las reglas de control de pérdidas también varían de unos inversores a otros. Si no eres capaz de asumir riesgos y pérdidas, lo correcto es que te olvides del análisis técnico y de invertir en bolsa.

 

Para alguien que se inicia en bolsa, es difícil asumir que se va a tener pérdidas. Pero realmente es imposible no perder en algunas de las operaciones que se realizarán. Un trader con experiencia, cuando empiece a operar se preguntará: cuánto estoy dispuesto a perder en cada operación. Y a partir de ahí situará su control de pérdidas o  stop loss.

 

Stop Loss para salir de operaciones que generan pérdidas. 

 

Salir de una operación que está generando pérdidas es una de las decisiones más difíciles que tiene que tomar un trader. Salir de una operación implica:

 

  • Asumir que tu indicador o estrategia ha fallado. Es decir, que tiene limitaciones y que tu trabajo será encontrar y explotar estas limitaciones para minimizar pérdidas.

 

  • Asumir que uno mismo se ha equivocado. La actitud que nos domina es pensar que el valor en pérdidas se va a recuperar y que las pérdidas se minimizarán, pero en muchos casos, los valores continúan bajando y bajando y si no nos salimos a tiempo acabaremos perdiendolo todo.

 

Todos los traders profesionales admiten haber tenido en algún momento más pérdidas de las esperadas. Estos momentos son buenos para tomar distancia y volver más tarde con más fuerza, ya que lo importante es el resultado global a medio y largo plazo, y no las pérdidas de un momento errático.

 

Para controlar las pérdidas y no tener que tomar decisiones en el instante en que empezamos a perder dinero en una operación, lo mejor es situar un stop-loss en el mismo momento en que realizamos una compra o una venta a corto.

 

El stop-loss es una orden que introduciremos en nuestra plataforma de trading.

 

Los analistas técnicos han desarrollado muchos principios para situar los stop-loss. Estos principios pueden ser reglas fijas, o reglas que se auto-ajusten. Los stops loss están relacionados con los indicadores, el valor del activo y el tiempo, y a veces estos tres factores no se comportan de un modo en que nos puedan ayudar a tomar una decisión clara.

 

Cada inversor debe elegir el tipo de stop que mejor se ajuste a su perfil. Y de hecho, podremos encontrarnos con cursos de bolsa y material formativo que nos enseñen formas distintas y a veces complementarias de utilizar los stop loss.

 

Reglas para situar el stop loss.

 

  • Colocar el stop loss a un porcentaje del valor de entrada. Se trata de colocar, por ejemplo, un stop loss a un 3% por debajo del valor de compra de una acción. Haciendo esto estaremos asumiendo unas pérdidas máximas por operación del 3%.

 

  • Siturar el stop loss según el ratio entre riesgo y probabilidad de ganancias. Se trata de determinar las ganancias que espero obtener en una operación según un indicador o punto de venta que haya determinado, y las pérdidas que quiero asumir. Por ejemplo, si compramos una acción a 10€ y tenemos una previsión de llegar a 15€ y vender. Y si asumimos un riesgo de pérdida de 1€, tendremos un ratio 5:1 -> Podemos llegar a ganar 5€ y a perder 1€. Cuanto más alto sea este ratio menos riesgo estaremos asumiendo.

 

  • Stop loss dinámico. Se trata de asumir un porcentaje de pérdidas diario. Se trataría de aplicar el primer caso, con la diferencia de que cada día debo realizar un ajuste del stop, ejecutando la orden en la plataforma del broker. En lugar de un porcentaje se puede tomar también un valor fijo, por ejemplo 2€.

 

  • Stops basados en indicadores. Se trata de situar el stop loss basándonos en el precio y en un indicador o patrón. Lo más común es utilizar medias móviles, el indicador parabólico o un indicador ATR. Este caso requiere un estuido más profundo de cada una de las posibilidades.

 

  • Stops de tiempo. Se trata de situar stops loss de modo que si no estoy obteniendo ganancias en un valor, transcurrido un cierto periodo de tiempo, nos cierre la operación para elegir otro valor más indicado dónde invertir nuestro dinero.
     

 

Esta es solo una pequeña introducción para tener una idea de las posibilidades que nos da el uso de un stop loss. Recuerda que es una herramienta indispensable y os animamos a que profundicéis en su uso y aplicación.

En el siguiente enlace podrás conocer el detalle del resto de tipos de órdenes que puedes realizar con un broker.

 

Análisis Técnico - Iniciación en bolsa

Publicación anterior:  Tipos de órdenes en bolsa                                        Publicación siguiente: Productos derivados

 

 

Añadir nuevo comentario