Un punto de inflexión en BBVA

Un punto de inflexión en BBVA

BBVA (BBVA.MC) en gráfico semanal con Estocástico (ventana central superior), MACD (ventana central inferior) y volumen de negociación

Fuente: Visual Chart y elaboración propia.

El banco español se encuentra en una situación realmente delicada cuyas implicaciones bajistas van más allá del corto plazo, puesto que la resolución bajista del soporte de los 7,18€, zona de precios que se encuentra atacando en estos momentos, confirmaría un movimiento con potencial bajista desarrollado a lo largo de las últimas semanas.

El movimiento al que hacemos mención se trata de un pullback a corto plazo que partía del mínimo situado, precisamente, en los 7,18€ y que encuentra en la directriz alcista de largo plazo una clara zona de resistencia dinámica a los avances. El actual máximo relativo previo se encuentra en los 8,27€, zona que funciona como aproximación a la directriz alcista de largo plazo citada anteriormente y que demuestra la incapacidad por parte del precio de superarla.

La importancia del actual nivel de cotización deriva de que una resolución a la baja del soporte de los 7,18€ confirmaría el movimiento pullback habilitando un potencial bajista del -15% como mínimo en torno a los 6€ por acción (objetivo proyectado de proyectar a partir del soporte la longitud existente entre los 8,27€ y los 7,18€, situándose el objetivo 6,09€ un -15,18%).

El potencial tramo bajista al que hacemos mención deberá confirmarse con un cierre semanal por debajo de los 7,18€ y ser vería reforzado al perforar los 6,97€, cota que se proyecta a partir del mínimo significativo previo de largo plazo que funciona como punto de apoyo de la directriz de largo plazo que ha funcionado como resistencia dinámica en las últimas sesiones de cotización.

Para evitar el escenario potencialmente bajista analizado anteriormente, la curva de precios debe aprovechar las zonas de soporte planteadas, al mismo tiempo que el oscilador menos ajustado a la evolución del precio (MACD) intenta frenar su pérdida de momento en zona de soportes relevantes del presente año 2015. 

La situación es delicada como comentado, pero aún existen síntomas a nivel de precio para no perder la fe, lo que parece claro es que estamos ante un punto de inflexión a partir del cual la serie de precios debería tomar un dirección a corto plazo con una aceleración del movimiento, a priori, notable.

Añadir nuevo comentario