Las amenazas de Gamesa

Las amenazas de Gamesa

Gamesa (GAM.MC) en gráfico semanal con Estocástico (ventana central superior), MACD (ventana central inferior) y volumen de negociación

Fuente: Visual Chart y elaboración propia.

El pasado día 10 de NOV15 comentábamos que la serie de precios de Gamesa presentaba un alto potencial de crecimiento con objetivo a sus máximos anuales situados en los 16,74€ por acción, un potencial que se le atribuía una vez resolvía al alza el retroceso proporcional de Fibonacci que parte de los 10,91€ por acción. El objetivo alcista propuesto se cumple a rajatabla y justo tras alcanzar la cota de máximos correspondientes a los 16,74€ la cotización frena su avance. De hecho, no solo no avanza sino que que además se gira a la baja volviendo a amenazar la viabilidad del rebote alcista que parte del mínimo relativo previo situado en lo 10,91€.

Este movimiento de corto plazo es muy significativo y presenta varias connotaciones, como por ejemplo; (1) nuestro escenario de continuidad de tendencia alcista que abordamos el pasado día 10 de NOV15 queda anulado por completo (ver: “ Gamesa cotiza con la confianza renovada”), (2) se establece la base de una pauta de cambio de tendencia en forma de doble techo perfectamente delimitado en los máximos de los 16,74€, (3) los efectos de dicha potencial pauta ya se están dejando notar al poner en riesgo el último impulso alcista que parte de los mínimos de los 10,91€ y, por último, (4) confirmaríamos dicha pauta de giro de tendencia si el precio de cotización registra un cierre semanal por debajo de los 10,91€ lo que a su vez seria una clara amenaza para la estructura de medio y largo plazo.

De momento son solos hipótesis y, mientras mantengamos vigente el gap alcista situado en los 12,68€ por acción, no debemos preocuparnos. La tendencia alcista primaria de largo plazo sigue vigente, y la media móvil de largo plazo del precio sigue igualmente cotizando con pendiente positiva, por ende, debemos mantener nuestro sesgo alcista en estos momento aunque siendo consciente que este riesgo está sobre la mesa.

Añadir nuevo comentario